Este librito contiene algunas de las promesas más maravillosas que jamás se hayan hecho. Y son todas para ti. Puedes contar con todas ellas ya que han sido tomadas textualmente de la fuente más confiable que existe, la Santa Biblia. Son las promesas de Dios. Por lo tanto, léelas, estúdialas, cree en ellas y vive de ellas.

 

Encontrarás aquí 31 promesas detenidamente seleccionadas, una por cada día del mes. Sugiero que primero leas el librito por completo. Luego, espero que te enfoques en una promesa cada día, leyendo también el párrafo explicatorio. Dedica algunos minutos a meditar sobre la misma –pero para realmente apropiártela, debes insertar la promesa profundamente dentro de tu mente, en tu propia conciencia. Esto puede lograrse primero memorizándola.

 

El día siguiente, repite este proceso con la promesa número dos, mientras repasas la primera promesa. Si realizas este plan con exactitud, el día treinta y uno, serás capaz de repetir de memoria profundamente espiritual 31 grandes promesas que Dios te hizo a ti y a todos nosotros.

 

Finalmente, este librito no es más que una introducción a las innumerables y asombrosas promesas que Dios les hace a quienes lo aman y lo sirven a Él. Mientras aprendes a vivir con estas promesas, te asombrarás por las nuevas fuerza y paz que inundarán tu vida.

 

Norman Vicent Peale

 

 

 Descargar este libro en PDF

 


 

PROMESA ASOMBROSA 1: La promesa de una vida dinámica

 

Te he dado a elegir entre la vida y la muerte...elige, pues, la vida, para que vivan tú y tus descendientes... ama al Señor tu Dios, obedécelo y sé fiel a Él, porque de Él depende tu vida, y por Él vivirás mucho tiempo...DeuteroNomio 30:19-20

 

Dios nos ha dado el poder de elección, así que puedes elegir entre la vida y la muerte. Pero cuando el flujo vital que proviene de Dios se reduce, disminuye nuestra energía, salud y fuerza.

 

Dios, nuestro creador, es t ambién nuestro recreador. Cuando estás en contacto continuo con Él, la fuerza vital crece dentro de ti.

 

El proceso recreador de Dios restaura la fuerza y la energía. Lograr esto no es complicado. Simplemente ama a Dios, obedece Su voz y sé fiel a Él, porque "de Él depende tu vida, y por Él vivirás mucho tiempo".

 

Se dijo de Jesús que "en Él estaba la vida", y Él da Su propia vida victoriosa a todos los que viven sinceramente con Él. El método básico para siempre aprovechar más la vida es simplemente elegir la vida y mantener el contacto espiritual con Dios.

 


 

PROMESA ASOMBROSA 2: Dios siempre estará contigo

 

Así como estuve con Moisés, también estaré contigo; no te dejaré ni te abandonaré. Sé fuerte y valiente...Josué 1:5-6

 

El hecho más grandioso de todos es que Dios está con nosotros. No estamos solos. Él nunca nos dejará ni nos abandonará. Nos protegerá, nos guiará y nos consolará en todo momento y en cualquier sitio. 

 

Cuando las cosas se ponen difíciles y te sientes inseguro y temeroso, simplemente di esta promesa maravillosa y recuérdate que Él está siempre contigo-siempre.

 


 

PROMESA ASOMBROSA 3: Esperanza para el futuro

 

Si mi pueblo, que lleva mi nombre, se humilla y ora, y me busca y abandona su mala conducta, Yo lo escucharé desde el cielo, perdonaré su pecado y restauraré su tierra. Crónicas 7:14

 

El temor de una tragedia mundial se encuentra arraigado en los corazones de muchas personas. La catástrofe acecha en las tinieblas del terrorismo y la guerra. La gente tiene esperanza y sin embargo teme.

 

¿Estamos destinados a sentirnos constantemente temerosos del futuro?

 

Existe un mejor camino. Consiste en aceptar la gran promesa de Dios de que si recurrimos humildemente a Él, Él escuchará nuestro arrepentimiento y nos salvará de los desastres. Él es nuestra esperanza. Como individuos debemos recurrir a Dios y reclamar nuestra parte en la promesa de la salvación de la humanidad.

 


 

PROMESA ASOMBROSA 4: Las cosas buenas llegan a los buenos

 

Dichoso el hombre que no sigue el consejo de los malvados, ni se detiene en la senda de los pecadores ni cultiva la amistad de los blasfemos, sino que en la ley del Señor se deleita, y día y noche medita en ella. Es como el árbol plantado a la orilla de un río que, cuando llega su tiempo, da fruto y sus hojas jamás se marchitan. ¡Todo cuanto hace prospera! Salmos 1:1-3

 

Incluso las buenas personas tienen sus problemas - no cabe duda alguna al respecto. Pero por lo general también tienen su recompensa, tanto en la tierra como en el cielo. 

 

Esta promesa nos dice cómo asegurarnos bendiciones maravillosas. Consiste en simplemente evitar los pecadores. No te vuelvas un cínico. Aprende a amar las leyes del Señor. Medita en Su verdad y estúdiala hasta que tu mente y corazón estén colmados de la verdad de Dios.

 

Entonces tu vida será bendecida con valores altamente creativos. Todas las cosas fluirán hacia ti en vez de fuera de ti. Tus esfuerzos serán bendecidos y la prosperidad será tuya. Vivirás bendecido por la ley de suministro de Dios.

 


 

PROMESA ASOMBROSA 5: Observa la bondad de Dios en las dificultades

 

Cuán dichoso es el hombre a quien Dios corrige! No menosprecies la disciplina del Todopoderoso. Porque Él hiere, pero venda la herida; golpea, pero trae alivio. Job 5:17-18

 

Dios intenta convertirnos en cristianos maduros. El padre que realmente ama a su hijo no se abstendrá de castigarlo cuando sea necesario para que el niño sea más fuerte y más sabio.

 

Por lo tanto, cuando lleguen las dificultades, incluso las muy dolorosas, recíbelas humildemente como una señal del profundo amor de Dios. Y recuerda que si estamos heridos, Él venda las heridas y nos sana. Dios nos ama de esta manera; es un amor sin límites ni condiciones. 

 


 

PROMESA ASOMBROSA 6: El secreto de la protección

 

El que habita al abrigo del Altísimo se acoge a la sombra del Todopoderoso. Salmos 91:1

 

Este abrigo, o amparo, podría describirse como la religión vivida con fe absoluta. Lamentablemente, no todos encuentran este abrigo, aunque cualquiera puede encontrarlo. No requiere mucha sabiduría, ni tampoco ningún tipo de posesión material. Sólo se necesita el deseo profundo y una entrega total.

 

Vive con Dios diariamente y encontrarás el abrigo del Altísimo, la experiencia más profunda de la vida.

 


 

PROMESA ASOMBROSA 7: Perdón y curación para ti

 

Él perdona todos tus pecados y sana todas tus dolencias; Él rescata tu vida del sepulcro...Salmos 103:3-4

 

Las fuerzas destructivas del pecado y la enfermedad no necesariamente van juntas  -pero a veces lo hacen y causan verdaderos problemas. Sin duda, algunas personas padecen enfermedades que no están para nada relacionadas con el pecado.

 

Dios promete la curación de las injusticias y de las dolencias. Los que aceptan el verdadero perdón son salvados de la destrucción del alma. Y los que son curados de enfermedades logran la plenitud que Dios desea para cada una de Sus criaturas.

 


 

PROMESA ASOMBROSA 8: Cómo evitar que sucedan cosas malas

 

The fear of the Lord leads to life, and he who has it will abide in satisfaction; he will not be visited with evil. Proverbs 19:23

 

El mejor tipo de vida les llega a quienes viven con temor profundo a Dios. Este temor significa asombro, respeto, y veneración.

 

Estas personas siempre tratarán de conocer y cumplir con la voluntad de Dios. Eso significará autodisciplina, pero tendrán como resultado el dominio de sí mismas, una de las satisfacciones más agradables de la vida. Estas personas, aunque quizá experimenten dificultades y dolor, no sufrirán el mal.

 


 

PROMESA ASOMBROSA 9: Una cosa que nunca cambia con el tiempo

 

La hierba se seca y la flor se marchita, pero la palabra de nuestro Dios permanece para siempreIsaías 40:8

 

Como lo expresa el antiguo himno: "Cambio y declive en todo lo que veo alrededor. Oh, Tú que no cambias, permanece conmigo".

 

Los años pasan, los seres queridos siguen adelante, los papeles se vuelven amarillentos con el tiempo, la flor de la juventud se desvanece, las canas llegan, los cambios suceden uno tras otro. Con tristeza decimos: "Las cosas no son lo que eran."

 

Pero una cosa nunca cambia porque es la verdad, y la verdad es la misma ayer, hoy y siempre.

 

Entonces, aferrémosnos a lo que nunca se desvanece, nunca se marchita -la Palabra de Dios que permanecerá por siempre.

 


 

PROMESA ASOMBROSA 10: Bendiciones abundantes para ti

 

"Traigan íntegro el diezmo para los fondos del templo. Pruébenme en esto" -dice el Señor Todopoderoso-, "y vean si no abro las compuertas del cielo y derramo sobre ustedes bendición hasta que sobreabunde"Malaquías 3:10

 

Ésta es una de las promesas de Dios comprobadas con más frecuencia. Y nunca falla. Dale a Dios Su participación bíblica (al menos un décimo), y Él te dará mucho más de tu participación. En efecto, Él te colmará con Sus bendiciones. El diezmo es el estimulador de la prosperidad en todos los aspectos de la vida, ya sean materiales o espirituales.

 


 

PROMESA ASOMBROSA 11: Para disfrutar de la vida, entrégala

 

Porque el que quiera salvar su vida, la perderá; pero el que pierda su vida por Mi causa, la encontraráMateo 16:25

 

Ésta es una promesa curiosa que va en contra del concepto materialista moderno de que, para tener, uno debe obtener y acumular. Para las personas que viven con egoísmo, la vida se encoge e incluso se agota.

 

Pero para quienes dan generosamente para ayudar a los demás en nombre de Jesús, la vida se vuelve cada vez más rica. Concéntrate en las grandes cosas fuera de ti y te encontrarás a ti mismo. Cuanto más das más recibirás de la vida. 

 


 

PROMESA ASOMBROSA 12: La recompensa de la constancia

 

Pero el que se mantenga firme hasta el fin será salvo. Mateo 24:13

 

Quien se embarque en la vida cristiana tendrá periodos de prueba. Por más fuerte que sea tu fe, experimentarás momentos de abatimiento. Es posible que las cosas en las que crees sean ignoradas, despreciadas o incluso tomadas en forma burlona. Puede parecer que Satanás, no Dios, controla los asuntos humanos. No te faltará oposición. Podrás verte criticado, maltratado, incomprendido. El camino no será fácil.

 

Cuando lleguen los momentos difíciles, recurre aún más a Dios, ora más fervientemente, entrégate a Él más completamente.

 


 

PROMESA ASOMBROSA  13: Lo imposible se convierte en realidad

 

Jesús les dijo: "Les aseguro que si tienen fe tan pequeña como un grano de mostaza, podrán decirle a esta montaña: 'Trasládate de aquí para allá', y se trasladará. Para ustedes nada será imposible. Pero esta clase no sale sino con oración y ayuno." Mateo 17:20-21

 

Una semilla de mostaza es muy pequeña, pero el sentido de esta promesa es que no se necesita una fe grande y bien desarrollada para mover y sobrellevar dificultades del tamaño de una montaña. Simplemente un poco de fe será suficiente -pero debe ser auténtica, del tipo que proviene del deseo profundo, la oración ferviente y la autodisciplina sincera.

 

Armado con esta fe absolutamente genuina, puedes enfrentar esas inmensas dificultades y eliminarlas. Lo que antes parecía imposible se vuelve gloriosamente posible.

 

Pero no eres tú quien eliminará de tu camino los problemas tan grandes como las montañas. Es, más bien, tu gran fe -una fe como una semilla de mostaza que mueve montañas. Esa fe transforma lo irremediablemente imposible en una realidad maravillosa.

 


 

PROMESA ASOMBROSA 14: Recompensa para los testigos cristianos

 

Si alguien se avergüenza de mí y de mis palabras en medio de esta generación adúltera y pecadora, también el Hijo del hombre se avergonzará de él cuando venga en la gloria de su Padre con los santos ángelesMarcos 8:38

 

No todas las promesas bíblicas son felices y alentadoras. Algunas son desafiantes, e incluso rigurosas. Algunas tienen una cierta cualidad escabrosa.

 

Éste es un buen ejemplo de ese tipo de promesa. Está claramente dirigida a quienes, aunque comprometidos con Jesús al menos parcialmente, tratan de serlo discretamente. No quieren molestar a nadie; quieren evitar parecer muy diferentes a los demás.

 

Pero nadie puede tener ese tipo de actitud sin consecuencias. Jesús insiste en la lealtad valiente y total -desea testigos entusiastas en sus discursos y también en sus acciones. Especialmente en sus acciones.

 

Y Dios advierte que si nuestro discipulado no es auténtico, no debemos esperar que Él nos defienda. Debemos tener el carácter para defenderlo en una cultura mundana. Entonces Él será nuestro testigo el día del juicio final.

 


 

PROMESA ASOMBROSA 15: La recompensa rápida del amor

 

Luego dijo: -Jesús, acuérdate de mí cuando vengas en tu reino.- Te aseguro que hoy estarás conmigo en el paraíso -le contestó Jesús. Lucas 23:42-43

 

En medio de su dolor, el ladrón moribundo escuchó los abucheos de la muchedumbre que lo crucificaba. El dolor a menudo agudiza la percepción. De pronto supo que ese hombre noble que estaba en la cruz era realmente el hijo de Dios. Creyó y humildemente pidió que se lo perdonara y que se lo admitiera en el Reino de Dios. Tan pronto como fue solicitado, fue concedido. Así, también, cuando creamos y pidamos perdón, este nos será concedido. Cuando nuestros corazones lo aceptan, Jesús nos admite en el Paraíso.

 


 

PROMESA ASOMBROSA 16: La promesa de la vida eterna

 

Porque tanto amó Dios al mundo, que dio a su Hijo unigénito, para que todo el que cree en Él no se pierda, sino que tenga vida eternaJuan 3:16

 

Ésta es una de las más majestuosas de todas las promesas bíblicas. Jesús cargó con nuestra culpa y pagó con Su propia vida física por los males que hemos causado. Representa el ruego supremo de Dios, Su más profunda súplica a nosotros. La gran promesa es que si creemos en el poder expiatorio de la muerte de Jesús en nuestro nombre, no pereceremos al morir. En cambio, ¡tendremos vida eterna!

 


 

PROMESA ASOMBROSA 17: No más hambre ni sed

 

-Yo soy el pan de vida -declaró Jesús-. El que a Mí viene nunca pasará hambre, y el que en Mí cree nunca más volverá a tener sed. Juan 6:35

 

El cuerpo necesita agua y comida para vivir. Por lo tanto, pan y agua son los símbolos del más profundo anhelo de la mente y del alma. Hasta que esa hambre y esa sed sean satisfechas, no podrá haber paz ni dicha profundas. Cuando nos entreguemos y realmente aceptemos con fe al Señor, entonces la mente y el alma ya no sentirán más deseos. Nuestra sed será satisfecha profunda y eternamente. Jesucristo se asegura que así sea.

 


 

PROMESA ASOMBROSA  18: La resurrección y la vida

 

Entonces Jesús le dijo: -Yo soy la resurrección y la vida. El que cree en mí vivirá, aunque muera; y todo el que vive y cree en mí no morirá jamás. Juan 11:25-26

 

Esta promesa quizá sea la afirmación más profundamente consoladora que jamás se haya hecho. La muerte del cuerpo es el destino de los seres humanos, pero a causa de la fe en Jesús no es necesaria la muerte del alma.

 

Cuando visité Betania por primera vez, el lugar donde estas palabras inmortales fueron dichas por el Señor, una sensación placentera de seguridad llenó mi alma. Cuando llegue el día final, pon tu mano en la de Él y avanza sin temor alguno.

 


 

PROMESA ASOMBROSA 19: Grandes resultados de la fe

 

Ciertamente les aseguro que las obras que yo hago también las hará el que cree en mí, y aun las hará mayores, porque yo vuelvo al Padre. Cualquier cosa que ustedes pidan en mi nombre, yo la haré; así será glorificado el Padre en el Hijo. Lo que pidan en mi nombre, yo lo haréJuan 14:12-14

 

Aquí se nos promete que nuestras vidas pueden demostrar la grandeza y el poder de Dios. Al igual que Jesucristo realizó grandes obras de amor y misericordia, así nosotros también podemos realizarlas si ponemos la mente, el corazón y el alma en Él.

 

Tan asombrosa es la operación de fe en el creyente verdaderamente comprometido que cualquier cosa que pida en el nombre de Jesús le será concedida. Ésta no es, por supuesto, ninguna promesa frívola ni ligera, porque pedir en Su nombre requiere humildad absoluta.

 

Salvo por las necesidades básicas, los deseos en Su nombre no son materiales, sino que son espirituales. Otro pasaje promete: "Dios les proveerá todo lo que necesiten".

 

Así, en Su nombre podemos esperar la satisfacción de nuestras necesidades básicas. El gran secreto es pedir lo que Él quiere que le pidamos. Y será concedido en abundancia.

 


 

PROMESA ASOMBROSA 20: Los problemas pueden superarse

 

Yo les he dicho estas cosas para que en mí hallen paz. En este mundo afrontarán aflicciones, pero ¡anímense! Yo he vencido al mundoJuan 16:33

 

Por "estas cosas" se quiere signif icar todas las promesas y mandamientos, el mensaje completo de Jesús de amor y salvación. Cree en estas promesas, vive de acuerdo a ellas y tendrás paz y seguridad -aunque el mundo esté lleno de problemas.

 

Además, a través de la fe en Él, es posible que el mundo también supere sus problemas. Por lo tanto, a pesar de las dificultades tuyas y las del mundo, sé positivo y alegre. ¡La victoria es tuya a través de Él! Él ha vencido al mundo.

 


 

PROMESA ASOMBROSA 21: Vida, energía, plenitud

 

Puesto que en Él vivimos, nos movemos y existimos. Hechos 17:28

 

Cuando llegan los momentos difíciles, las personas a veces dicen: "La vida no tiene sentido; ya no tengo ganas de vivir."

 

Pero esto no sucede cuando vives en Jesús, porque Él es la vida misma. Y cuando Su vida vibrante está dentro de ti, superarás el desaliento y la desesperación. Una energía inagotable se mantiene para que puedas vivir cada día con entusiasmo, vitalidad y una gloriosa sensación de consumación y realización.

 

Vivir con Él y en Él resulta en tres grandes cosas: vida, energía y salud.

 


 

PROMESA ASOMBROSA 22: El maravilloso amor de Dios

 

¿Quién nos apartará del amor de Cristo? ¿La tribulación, o la angustia, la persecución, el hambre, la indigencia, el peligro, o la violencia? Sin embargo, en todo esto somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó. Pues estoy convencido de que ni la muerte ni la vida, ni los ángeles ni los demonios, ni lo presente ni lo por venir, ni los poderes, ni lo alto ni lo profundo, ni cosa alguna en toda la creación, podrá apartarnos del amor que Dios nos ha manifestado en Cristo Jesús nuestro Señor. Romanos 8:35, 37-39

 

Una cosa con la que el creyente siempre puede confiar es el amor de Dios como fue demostrado en Jesús. Conoce a Jesús, ama a Jesús, sigue a Jesús, aférrate a Él -y el amor de Dios te rodeará toda la vida y en la eternidad.

 

Tan grande y tan constante e invariable es este amor de Dios que hallamos en Jesús que nada de nada, sin importar lo imponente que sea, puede separarte de Él.

 

Pon esta enorme promesa en tu corazón, incorpórala profundamente en tu mente y nunca la olvides. Mantente cerca de Jesús y Su protección amorosa, y Su ayuda te acompañará todos los días de tu vida. 

 


 

PROMESA ASOMBROSA 23: No temas la vejez ni la muerte

 

De hecho, sabemos que si esta tienda de campaña en que vivimos se deshace, tenemos de Dios un edificio, una casa eterna en el cielo, no construida por manos humanas. 2 Corintios 5:1

 

El cuerpo físico es la casa mortal que tu alma -el verdadero tú- usa mientras vives y trabajas en este mundo. Como todas las sustancias materiales, el cuerpo físico se desgastará gradualmente..

 

Entonces te mudarás a otra "casa" donde las leyes naturales y materiales no se aplican. ¡Así que tienes mucho que anhelar! Al seguir las leyes de Dios, estás construyendo tu "casa" espiritual para toda la eternidad.

 


 

PROMESA ASOMBROSA 24: No te canses de hacer el bien

 

No nos cansemos de hacer el bien, porque a su debido tiempo cosecharemos si no nos damos por vencidos. Gálatas 6:9

 

La maldad puede ser muy cansadora. En efecto, produce disgusto con uno mismo, lo cual es doloroso y deprimente. Y el buen camino por la vida tiene sus momentos duros también. No es siempre fácil permanecer en un nivel lleno de energía y entusiasmo.

 

Pero Dios renueva nuestros corazones y nos hace continuar y nos sostiene. En efecto, Él nos ayuda a "volar como las águilas" de modo que podamos correr sin fatigarnos. Y, cuando las cosas son especialmente difíciles, podemos caminar sin cansarnos.

 

Simplemente persiste en seg uir con el bien. Permanece con el bien y obtendrás una gran bendición.

 


 

PROMESA ASOMBROSA 25: La paz de Dios puede ser tuya

 

Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, cuidará sus corazones y sus pensamientos en Cristo JesúsFilipenses 4:7

 

La paz de Dios supera todo entendimiento -de hecho, es indescriptible. Solamente podemos decir que la paz de Dios es un sentimiento elevado muy por encima de temores, irritaciones y conflictos. Cuando entra en nuestros corazones, los viejos temores obsesionantes ceden el paso a sentimientos de valor y confianza. La agitación de la vida se aquieta. ¡Qué gran promesa! La grandiosa paz de Dios ofrecida por Jesús es tuya si la quieres.

 


 

PROMESA ASOMBROSA 26: Recompensa por vencer la tentación

 

Dichoso el que resiste la tentación porque, al salir aprobado, recibirá la corona de la vida que Dios ha prometido a quienes lo aman. Santiago 1:12

 

La tentación es el impulso de hacer o decir algo equivocado, algo contrario a la voluntad de Dios y a la ley de Jesús. La tentación a menudo llega en forma placentera y seductora y la mente siempre intenta racionalizarla, para que parezca estar bien. Si aguantamos y no sucumbimos ante el mal, verdaderamente nos convertiremos en vencedores de la vida, soberanos de nosotros mismos. Y Jesús nos ayudará a alcanzar esta victoria.

 


 

PROMESA ASOMBROSA 27: La victoria de los humildes

 

Dios se opone a los orgullosos, pero da gracia a los humildes. Así que sométanse a Dios. Resistan al diablo, y él huirá de ustedes. Acérquense a Dios, y Él se acercará a ustedes. ¡Pecadores, límpiense las manos! ¡Ustedes los inconstantes, purifiquen su corazón! Humíllense delante del Señor, y Él los exaltaráSantiago 4:6-8, 10

 

Los orgullosos y los engreídos lo pasarán mal - porque incluso Dios se resiste a ellos. Pero quien humildemente depende de Dios obtend rá una fortaleza inmensa. Acércate a Dios, y Dios estará muy cerca de ti. Purifícate del mal y aclara tus pensamientos. Admite humildemente tus culpas; pídele fortaleza a Dios y Él te elevará. Sigue humildemente a Dios y tu vida será muy, pero muy buena.

 


 

PROMESA ASOMBROSA 28: La oración puede curar a los enfermos

 

La oración de fe sanará al enfermo y el Señor lo levantará. Y si ha pecado, su pecado se le perdonaráSantiago 5:15

 

Yo mismo he visto esta promesa demostrada muchas veces. Personas cuyos médicos y seres queridos han perdido la confianza en ellos han quedado asombradas cuando alguien ha tenido suficiente fe para ponerlas sin condición alguna en las manos del Médico Supremo. Existe un poder inmenso en la oración realizada con fe sincera en nombre de un enfermo.

 


 

PROMESA ASOMBROSA 29: Dios perdonará todos tus pecados

 

Ésta es la confianza que tenemos al acercarnos a Dios: que si pedimos conforme a su voluntad, él nos oye. 1 Juan 5:14

 

Llevas una pesada carga cuando el pecado está en tu mente y tu vida. Y ya que el pecado siempre atrae más pecado, el peso puede ser insoportable. De hecho, muchas personas viven vidas innecesariamente infructuosas porque no sueltan el peso del pecado.

 

Pero esta promesa que brinda alivio nos dice que si libremente le confesamos a Él nuestros pecados y sinceramente pedimos perdón, Jesús nos dará nueva vida. Él es "fiel y justo" y nos purificará de todo mal.

 


 

PROMESA ASOMBROSA 30: Ora con confianza porque Él te oye

 

Ésta es la confianza que tenemos al acercarnos a Dios: que si pedimos conforme a su voluntad, él nos oye. 1 Juan 5:14

 

Puedes tener absoluta confianza en el Señor y en Sus promesas. Si tienes Su mente y hablas Su idioma, posees Su espíritu, te identificas con Sus intenciones, tienes Su amor en el corazón, si vives de acuerdo a Su voluntad...Él siempre te oirá.

 

Y Dios sí responde siempre a la oración sincera. Él responde de tres maneras: (1) Sí, (2) No, (3) Espera un tiempo. Y toda respuesta, cualquiera que sea, es por nuestro bien, con tal que vivamos de acuerdo a Su voluntad.

 


 

PROMESA ASOMBROSA 31: La gloriosa promesa final

 

Oí una potente voz que provenía del trono y decía: "¡Aquí, entre los seres humanos, está la morada de Dios! Él acampará en medio de ellos, y ellos serán su pueblo; Dios mismo estará con ellos y será su Dios. Él les secará toda lágrima de los ojos. Ya no habrá muerte, ni llanto, ni lamento ni dolor, porque las primeras cosas han dejado de existir". El que estaba sentado en el trono dijo: "¡Yo hago nuevas todas las cosas!". Y añadió: "Escribe, porque estas palabras son verdaderas y dignas de confianza." Apocalipsis 21:3-5

 

Hoy en día existen en este mundo muchos problemas, mucho dolor, lamento y muerte -pero quienes creen en Él tienen prometida una victoria inmensa. Y esta victoria llega porque somos de Él y Él es de nosotros.

 

Tan grande es Su amor que Él seca las lágrimas humanas. No habrá más muerte ni llanto. ¡Qué gran promesa! Por Su vasto poder, la muerte es superada. Todo se vuelve gloriosamente nuevo.

 

Ésta es quizá la gran verdad suprema, que en Jesús y en Dios todo se modifica, tanto en las personas como en el mundo. Todo es recreado, se vuelve fresco y nuevo y transformado.

 

La gloriosa promesa final de la bondad de Dios es el triunfo de Su amor sobre el dolor y la muerte. ¿Qué podría ser mejor?

 


 

 

Social Sharing



This page has been visited 1727 times.